Dos edificios en los que tendrás que hacerte una foto en La Línea

0
644

Si pasas unos días en La Línea no olvides dar un paseo por el centro de la ciudad donde, además de disfrutar de un buen ambiente veraniego, podrás contemplar algunos de los edificios más característicos de la historia linense. Dos de los más singulares y que más llaman la atención a los transeúntes son las casas de Bartolomé Lima y Ruperto Toledano.

Casa palacio de Ruperto Toledano

Situada en el número 2 de la calle Duque de Tetuán, en pleno casco urbano, esta vivienda fue construida en torno a un patio central cerrado por una claraboya. Su estilo se sitúa a caballo entre el eclecticismo y el modernismo. Es un edificio de dos plantas con terraza superior cuya esquina se abre a dos calles. Uno de sus elementos más llamativos es la fachada, completamente decorada con azulejos de motivos y vegetales.



El cuerpo inferior presenta una serie de vanos de acceso al edificio que originariamente fueron 5 puertas y 7 ventanas con arcos de medio punto. Sobre la puerta principal, en la clave del arco, podréis encontrar las iniciales del primer propietario de esta casa palacio que incluye cinco balcones en la fachada secundaria y siete en la principal,todos con balaustrada de forja, cuatro de ellos cerrados por una estructura de forja y cristal modernista. La casa de Ruperto Toledano es uno de los pocos ejemplos que conserva el municipio de mansión urbana de finales del siglo XIX en la tipología de patio central cubierto. Actualmente tiene un uso residencial y terciario y su estado de conservación es bueno ya que no sufre ningún deterioro estructural.

Casa de Bartolome Lima

Esta vivienda unifamiliar de dos plantas y azotea de finales del siglo XIX podrás encontrarla en el número 39 de la Calle Real, uno de los lugares más concurridos de la ciudad. Su fachada consta de dos cuerpos cuyos vanos se distribuyen respecto a un eje central. Cada uno de los cuerpos esta enmarcado por cornisas estriadas.


La fachada queda enmarcada por dos pilastras acanaladas adosadas al muro y capitel corintio. Está muy bien conservada y en especial los elementos de forja y la puerta de acceso. Es, sin duda, un buen ejemplo de la arquitectura tradicional burguesa de principios de siglo XX con las particularidades propias del municipio de La Línea.

¿Las has encontrado ya?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here