¿Qué tienen en común el Cine Imperial y las Puertas de Tierra de Cádiz? Os lo contamos en nuestro blog

    0
    130

    En #LaNuevaLínea os hablamos hoy de la curiosa historia de las salas de cine de la ciudad, cuyos aficionados pudieron disfrutar, incluso, de películas en versión muda.

    La sala de cine más importante de todas fue el Cine Imperial, hoy edificio residencial ubicado en la calle Clavel.  “Fue la mejor sala de todas”, cuenta José Martínez Téllez, presidente del colectivo Protección Histórica Linense.

    Este edificio construido entre 1939 y 1940 pertenece al estilo racionalista. Pese al aspecto austero de su exterior, la sala impresionó a todos los cinéfilos de la época por su techo de madera y sus lámparas de cristal incrustado.  

    “Es un edificio noble -explica José Martínez- y fue diseñado por un importante arquitecto andaluz, Antonio Sánchez Esteve, autor también de los arcos por los que hoy se atraviesan las Puertas de Tierra de Cádiz”.

    La otra sala de cine protagonista de nuestro artículo de hoy es el Trimope Cinema (Jardines, 68), destinado en la actualidad a uso residencial. Edificado por el empresario Trino Cruz Herrera para albergar una sala de teatro y cine en los cuarenta, el nombre de Trimope surgió de la unión de las iniciales de los tres hijos del empresario: Trino, Moisés y Pepe.

    Imagen del Trimope Cinema años después de su construcción
    Imagen actual de la fachada del Trimope Cinema

    El edificio ocupó el ocio en la barriada del Castillo y estuvo activo hasta  1968. Diez años antes fue el lugar elegido para la celebración de cinco grandes combates de boxeo en su interior. Más tarde, su sala fue utilizada como sede para diferentes empresas y asociaciones. La fachada y sus pináculos decorativos siguen siendo hoy sus principales valores arquitectónicos.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here