Un ejemplo para La Línea: Estepona convierte su centro histórico en motor económico tras remodelar 100 calles e incorporar 17.000 elementos florales

    0
    65

    Hablamos hoy con José María Guerrero (PP), concejal de Patrimonio Histórico, Archivos y Museos, y responsable de la promoción turística de la ciudad de Estepona. Una charla en la que explica cómo en siete años su equipo de gobierno ha recuperado el centro urbano más tradicional de la ciudad para convertirlo en un motor cultural y turístico para sus vecinos. Un casco histórico que, pese a su cercanía a la costa, conservaba esa esencia de pueblo andaluz; al tiempo que sufría una degradación importante tras el progresivo abandono de sus calles y viviendas durante más de cuatro décadas.

    José María Guerrero, concejal de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Estepona


    “Lo primero que hicimos fue tomarnos en serio la rehabilitación del casco histórico y caminar hacia un urbanismo sostenible culturalmente hablando. Y empezamos por las calles, ahora totalmente rehabilitadas en cuanto a infraestructuras básicas, hormigonado y adoquinado. Sobre eso buscamos un ornamento especial para realzar la belleza del centro, tarea en la que ayudaron las excavaciones arqueológicas a las que nos obligaba la ley de patrimonio”, explica José María Guerrero.


    Estos trabajos bajo tierra aportaron interesante información y restos de villas romanas, grandes complejos industriales y andalusíes y del castillo de San Luis del siglo XVI. Todas estas piezas fueron trasladadas al museo arqueológico de Estepona que el equipo de gobierno habilitó en un antiguo edificio del siglo XVIII, ubicado también en pleno centro urbano. 
    La progresiva peatonalización del centro y la incorporación de más de 17.000 macetas y elementos florales en 110 calles han convertido estos años a Estepona en el jardín de la Costa del Sol, lema que el equipo de gobierno utiliza para darse a conocer turísticamente.


    “Nos encontramos con que el centro, deprimido, descuidado y en el que no se invertía, se convirtió en foco de atracción para los herederos de casas del casco urbano, que en lugar de tenerlas cerradas las recuperaron o las vendieron y sus compradores les dieron una nueva vida respetando el tipismo andaluz. Estas casas particulares se han convertido hoy en restaurantes y hoteles boutique. De hecho, actualmente tenemos en ejecución diez hoteles de este tipo y todos ellos respetan las fachadas, rejerías y balcones de los edificios para continuar con las señas de identidad de Andalucía”, relata el concejal de Estepona.


    Todo este trabajo no solo ha traído consigo una renovada imagen turística de la ciudad, sino resultados positivos para la economía y el empleo de Estepona, y la puesta en marcha de otros proyectos que llegaron para satisfacer nuevas necesidades. Un ejemplo claro de ello es el Jardín Orquidario, otra de los atractivos turísticos de la ciudad.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here