Curro Ramírez Morales es un pequeño linense que, con tan sólo siete años, se ha colgado el oro de la prueba benjamines de Doma Clásica de Andalucía, demostrando así una vez más que el esfuerzo y la ilusión tienen su recompensa. En estos momentos, el pequeño jinete lidera el ranking de su categoría en la IV Copa de Doma Clásica de Andalucía.

“Siempre me han gustado los caballos; viene de familia. Mi padre es entrenador y mi madre ayuda a niños a montar. Domar caballos es una experiencia muy chula”, nos explica Curro, que con tan sólo dos añitos ya subía a lomos del caballo, y a los cinco montaba solo y concursaba.

A este pequeño linense le encanta los caballos porque nos asegura que son animales muy fieles y dóciles. DayDream es su pony, con quien ha conseguido el Oro de la prueba Benjamines del Campeonato de Doma Clásica de Andalucía: “es muy cariñoso, es fiel, pero es difícil de montar porque es muy nervioso”, apunta.

Sin embargo, a pesar de las dificultades, Curro entrena con esfuerzo de tres a cuatro días a la semana en la hípica que tiene su padre en San Martín del Tesorillo, Dressage Sotogrande, donde practica los ejercicios de trote medio, galope, diagonales y serpentinas. La Final de Copa se celebrará a finales de año.

Curro nos comenta entre risas que este deporte es muy divertido hasta que te caes del caballo. Nos confiesa que se ha caído en varias ocasiones, “pero no le he cogido miedo, algunas veces un poco pero después siempre me recupero”. Y es que así este pequeño nos recuerda que lo más importante siempre es levantarse una y otra vez.

En un futuro lo tiene muy claro: quiere ser jinete profesional. Este pequeño linense envía un mensaje a los vecinos de La Línea: “tenemos un pueblo muy bonito. A mis amigos les diría que, si quieren hacer un deporte de acción, con fuerza, mucha inteligencia y mucho cariño, montar a caballo es una opción perfecta”, concluye.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here